CARTA A LOS ALUMNOS DE ADAYEUS, 

Alberto Núñez Feijóo. Presidente de la Xunta de Galicia. 

El coronavirus está provocando una honda herida en nuestra sociedad. Todos compartimos el dolor de los gallegos que perdieron a un familiar y ni siquiera pudieron despedirse como les gustaría. Todos admiramos la incansable tarea del personal sanitario porque salva vidas; y todos reconocemos la labor de los trabajadores que cada día se levantaron para seguir con su trabajo y hacer que el país no parase. También todos estamos preocupados por la economía de las familias que más sufren.

Es difícil afirmar que esta pandemia haya traído algo bueno. Lo único positivo es que estrechó los lazos que nos unen, ya que apuntalamos esa fraternidad con la preocupación y la tristeza compartidas. Aun estando separados, logramos estar juntos, como hicisteis desde esta asociación manteniendo el contacto.

Por fortuna, estamos en un escenario mejor que el de hace algunas semanas y comprobamos que el esfuerzo que hicimos merece la pena. No podemos bajar la guardia, pero tenemos que ir dando pasos adelante para que la pandemia sanitaria no sea también una pandemia económica y social.

No será fácil construir esta nueva etapa, es el mayor reto al que nos enfrentamos en mucho tiempo. Pero lo que sí tenemos claro son los valores que deben guiarnos en ese camino. La tenacidad, el afán por seguir aprendiendo y por no conformarnos son pilares de la Asociación de Alumnos y Ex-alumnos de la Universidad Sénior (ADAYEUS) y también son algunos de los pilares esenciales para esta nueva etapa.

Tenemos ante nosotros retos importantes que debemos acometer con el “sentidiño” que caracteriza a nuestro pueblo, procurando adaptarnos lo mejor posible a las nuevas circunstancias. Nos convocan dos retos esenciales: seguir cuidando de la salud de todos para que el coronavirus no nos golpee con la fuerza de hace algunas semanas; y reactivar la economía en esta nueva realidad para ofrecer certezas y seguridad a las familias gallegas, especialmente a las que peor lo están pasando.

Cada uno demuestra la fortaleza de sus convicciones y sus valores en tiempos difíciles. Los gallegos demostramos que somos un pueblo responsable y solidario. Sin duda, en esta nueva etapa demostraremos también que Galicia es un pueblo resiliente. Juntos nos enfrentamos al coronavirus y juntos debemos construir el nuevo horizonte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment