“Monte do Gato” “Ruta do Vexo”. 

En Xora ya algunos se resentían y dado que lo que faltaba podía ser durillo decidieron quedarse pero durante un rato también disfrutaron de un tramo del río. Mientras, otros proseguimos la ruta no sin antes volver a sacar un montón de fotos a todo. El río estaba impresionante, el agua bajaba con fuerza y con un nivel altísimo, daba gusto andar al lado del río observando todo.
Ahora la ruta nos llevaba al lado del rio y la tentación de parar a contemplar todo retrasaba la marcha, eso y que había que mirar muy bien donde poníamos los pies para evitar una caída.
Durante un buen rato nos fuimos encontrando molinos de rio (en muy mal estado, ¡qué pena! Hace pocos años los
habían rehabilitado un poco. Antes de pasar bajo el puente de la autovía vemos los restos de seis molinos y uno de ellos al parecer fue una herrería con vivienda incluida.

TODA LA INFORMACIÓN EN PDF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment