O Empalme – Lavacolla.  

Seguimos por a Rua y llegamos a O Pedrouzo, aquí encontramos todos los servicios necesarios para los peregrinos que nosotros llamamos normales. Seguimos el Camino con calma, tal vez tratamos de llenarnos de todo lo que nos rodea entre bosques de robles y más eucaliptos y recordamos ya con un poco de añoranza los km que dejamos a nuestras espaldas, porque queremos llegar, pero tampoco queremos que se acabe, ¡Que difícil!
Por una pista de tierra cubierta de hojarasca entramos por un bosque de eucaliptos antes de encontrarnos con la aldea de San Antón, aldea de la parroquia de Arca, Amenal y pasando el río Brandelos cruzamos la N-547, por un paso bajo y comenzamos un repecho no muy suave que nos lleva a Cimadevila, seguimos subiendo y llegamos al punto más alto donde nos encontramos con un Monolito esculpido con el bordón, la calabaza y la vieira, entramos en el municipio de Santiago.

INFORMACIÓN COMPLETA EN DPDF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment